Inicio / Consame / Antecedentes

Antecedentes

En México, en el año 2002, el Secretario de Salud, firmó el documento denominado “Nuevo Modelo de Atención en Salud Mental”, que se elaboró entre la Secretaría de Salud y la Fundación Mexicana para la Rehabilitación del Enfermo Mental I.A.P. (FMREM), con el objetivo de reconocer que varias de las prácticas de atención psiquiátrica del viejo enfoque son violatorias de los derechos humanos, y con la intención de modificar la visión y los servicios a través de un modelo que implica la creación de nuevas estructuras de atención dirigidas a la salud mental.

Con la finalidad de instrumentar las acciones de salud mental integrando el enfoque de respeto a los derechos humanos, en 2004 STCONSAME se crea como el organismo destinado a dictar el contenido de las políticas públicas y estrategias nacionales en materia de salud mental, así como llevar a cabo la planeación, supervisión y evaluación de los servicios. Se reconoció como el órgano rector de la salud mental en el país, a través de sus atribuciones establecidas en el Reglamento Interior de la Secretaría de Salud. Así pues, el STCONSAME dirige las acciones que el Programa Nacional de Salud Mental: Modelo Miguel Hidalgo, dictamina, favoreciendo el inicio de la transformación de los servicios de salud mental en todo el país; dicho modelo planteó un cambio en el concepto de atención a las personas con enfermedad mental, contemplando la creación de nuevas estructuras basadas en el derecho a recibir una atención especializada con calidad y calidez, así como en el respeto a los derechos de los usuarios y usuarias.

En el año 2006, el STCONSAME logró la “Declaración de México para la Reestructuración Psiquiátrica”, firmada por los Secretarios de Salud de las entidades federativas y otras autoridades de la República Mexicana. Dicha Declaración representa un hito en el apoyo político que avala una nueva forma de concebir la atención en salud mental, dando así, una nueva esperanza a las personas con enfermedad mental y sus familias. Además, se establecieron Villas de Transición Hospitalaria en seis estados de la República Mexicana: Estado de México, Jalisco, Tamaulipas, Hidalgo, Durango y Oaxaca; como una acción de protección a los derechos de las personas con discapacidad y para contribuir a su desarrollo integral e inclusión plena. Los Programas de Rehabilitación Psicosocial e Invierno sin Frío, se implementaron en las 33 unidades hospitalarias de atención psiquiátrica en 26 entidades federativas.

Para avanzar en la construcción de un Sistema Nacional de Salud Universal garantizando el acceso y la calidad de los servicios de salud a los Mexicanos se dio inicio a la conformación de una red completa de servicios que consta de unidades de primer, segundo y tercer nivel, dirigidos a la población en general, con una visión de atención comunitaria lo cual se enmarca en las disposiciones nacionales e internacionales.

Por otra parte, el CONSAME ha tenido como prioridad, la incorporación de intervenciones en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) autorizadas para los beneficiarios del Seguro Popular, considerando que para muchos ciudadanos el costo de los servicios es una de las barreras para no solicitar ayuda especializada.

Respecto a la atención ambulatoria, en 2012 se establecieron 42 Unidades Médicas Especializadas, Centro Integral de Salud Mental (UNEMES-CISAME) en 20 entidades federativas, para brindar atención ambulatoria con un modelo integral, cercano a la comunidad, conformado por distintos profesionales de la salud mental. Dichas unidades fueron creadas con la visión de acercar la salud mental a la población promoviendo de esta manera la atención y detección oportuna, evitando tanto la concentración de la atención en hospitalización, como la institucionalización de los enfermos mentales, siendo este último uno de los principales objetivos del Modelo Miguel Hidalgo Programa Nacional de Salud Mental. A la par de lo antes mencionado, se han establecido acuerdos de capacitación con la Organización Panamericana de Salud, dirigidos a las entidades federativas para fortalecer la atención primaria, con el objetivo de reducir las brechas en materia de salud mental.



Última modificación :
Miercoles 01 de junio de 2015